Aprender a meditar

Hoy os quiero hablar de los beneficios de aprender a meditar. Una de las preguntas más frecuentes que me hacen los alumnos que quieren aprender a meditar es “¿es muy difícil ?  ¡ yo no creo que pueda poner la mente en blanco!.

Pues a la primera pregunta, no no es dificil, solo que como todo en la vida se necesita práctica. Y a la segunda, ¿MENTE EN BLANCO?.

La realidad es que meditar es mantener la mente enfocada en algo.

Personalmente aprender a meditar a mí me cambió la vida. Son innumerables los beneficios que obtuve su práctica.

  • Me encontraba en general más relajada.
  • No me estresaba tanto.
  • Dormía mejor.
  • Si me ocurría algo (que siempre pasan cosas) no lo veía desde el problema en sí, sino desde arriba.
  • Ya no me tomaba tanto las cosas a lo personal.
  • Empecé a sentir una tranquilidad que yo misma me asombraba.
  • Hasta mi piel cambio.

Otras de las cosas que pasaron fue que ya no podía vivir sin mis minutos de meditación diaria. Bien fueran unos pranayamas, una meditación con mantras  o la meditación que estuviera haciendo en ese momento. Por suerte suerte en kundalini yoga tenemos meditaciones maravillosas con mantras.  Y como a mi me gusta tanto cantar solía coger algunas de ellas. Con el tiempo pase a las silenciosas que he de decir que también tienen su punto.

La verdad es que hay meditaciones para todos los gustos y colores. Con mantra, sin el, con mudras, sin mudras… Pero todas tienen algo en común, el enfoque en algún sitio.

En Natural Karam siempre decimos que profundizar en  la  meditación o el  yoga, te transforma la vida. Da igual si tu propósito es enseñar o no.

Y esto son algunas de las cosas que se manifiestan cuando uno aprende a meditar.

  •  Haz algo por ti mismo – ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo especial para ti? Muchos de nosotros estamos tan ocupados cuidando a otras personas que no nos tomamos el tiempo para cuidar de nosotros mismos. Una vez una amiga me dijo “Al menos que tu vaso esté lleno, no tienes nada que dar”.
  •  Conecta profundamente contigo. A través del trabajo tanto dentro como fuera de la esterilla. Empezarás a observar de manera diferente. Verás claramente lo que te limita y tus tendencias. Una vez que reconoces esos hábitos solo podrás hacer cambios hacia mejor.
  •  Aprende diferentes formas de meditar . Aunque no lo parezca hay muchas formas de meditar y de muchos linajes. Encontrar cual es el que mejor te va es muy importante.
  •  Hacer amigos de por vida . Hacer un viaje interior profundo vincula a la gente. A veces la familia o los compañeros de trabajo no entienden esta parte de nuestra vida. En estos cursos rodeado de personas de ideas afines que aman y respetan la práctica tanto como tú.
  •  Comprender las meditaciones  profundamente . Este es probablemente el más obvio de los beneficios.
  •  El compromiso contigo. Para mí esto es una de las cosas más importante. La maestría es algo que solo te la da la práctica. Y esa práctica es contigo mismo, solo tu sabrás si has experimentado la conexión total o estás pensando en las lentejas de mañana.
  •  Aprender a comunicarte desde el corazón. La meditación te enseña a comunicarte claramente. Independientemente de si deseas aplicar ese conocimiento para dirigir una clase, dirigir una reunión de negocios o hablar con tu pareja. Aprenderás a hablar con eficacia y precisión.
  •  Realización. Cuando te acostumbras a practicar la meditación a diario tu vida cambia radicalmente. Tus proyectos se realizan, eres capaz de ver claramente lo que necesitas para seguir avanzando. Vas a ser capaz de empezar algo y terminarlo. Porque no hay nada más importante que el compromiso con uno mismo. Establecer una meta y alcanzarla es bueno para la autoestima, ya que facilita la realización espiritual.
  •  Haz lo que amas: ¡Claramente te gusta la meditación o hay algo que te atrae de ella, sino  no estarías leyendo esto!

         ¿Por qué no gastar algo de tu tiempo en lo que te gusta!

Ya que en clase no podemos profundizar como nos gustaría. Hemos creado Simeran y yo, dos talleres de meditación. Uno de iniciación a la meditación de tres horas, y otro de profundización a la meditación de cuatro horas y media.

Si te apetece experimentar o profundizar la meditación, no dudes en preguntarnos. Estaremos encantados de ayudarte.

Sat Naam

Ginebra