¿Sabes cómo recuperar la piel después del verano?

Hoy os voy a contar cómo recuperar la piel después del verano. Es una pregunta muy frecuente después de los excesos de sol, comidas copiosas, no dormir…y disfrutar porque no.

En vacaciones, nos exponernos a toda clase de agentes perjudiciales para nuestra piel. Por ejemplo, calor, agua salada,  cloro y la humedad. Estos  pueden estropear  nuestra piel.

El sol es la primera causa de envejecimiento y esto se comprueba después de cada verano cuando son más evidentes las manchas, las arrugas y la sequedad en la piel.

Las manchas solares, tipo léntigo o melasmas, son la  prueba que demuestran que el sol hizo estragos sobre la piel. Las evidencias siguen con la deshidratación, una mayor aparición de arrugas finas y la acumulación de impurezas.
La luz del sol nos hace fruncir el rostro y allí se marcan arrugas bastante profundas.
Otra de las áreas más afectadas con el fotoenvejecimiento es la de las manos. También aparecen manchas y sensación de sequedad constante.

No os preocupéis, se puede arreglar, solo necesitas constancia,  buenos hábitos y unos productos adecuados para tu piel.

Empezamos

  1. Ve a tu centro de belleza para que te asesoren de que tratamiento necesitas. Lo primero que hay que hacer para recuperar la piel después del verano es hacerse una buena higiene facial profunda.   Es importante para eliminar todas las células muertas y regenerar la piel.
  2. Volver a recuperar los hábitos de limpiar, tonificar y poner la crema recomendada por tu profesional. Siempre mañana y noche.
  3. Reponer la hidratación de la piel.
  4. Si las manchas se han acentuado o han reaparecido es conveniente realizar un peeling natural no invasivo. Este proceso solo debe ser realizado una vez haya desaparecido el color de la piel del verano. Utilizar producto en casa de apoyo.
  5. En el verano se aconseja utilizar cremas regeneradoras e hidratantes. Pero al comenzar el otoño lo ideal es aplicar cremas con principios activos más fuertes como la Vitamina C. Estos durante el verano se retiran porque desprotegen la piel frente al sol, pero en otoño tienen un efecto rejuvenecedor.
  6. Hacer ejercicio por lo menos 45 minutos cada día y dormir de 7 a 8 horas.
  7. Junto a los siguientes consejos, no te olvides de comer lo más saludable posible.
  8. Beber abundante agua y zumos.

Espero que os haya gustado y sobre todo que llevéis bien la vuelta a la rutina.

Luz Paz y Amor

Ginebra Sat Karam