A las puertas del invierno y ya metidos en el frió de otoño, hoy os voy hablar de el frió  en  la piel del rostro.

La bajada, los cambios de temperaturas y el viento por lo general provocan sequedad y deshidratación en la piel. Por eso es muy importante mantener un cuidado regular de la misma con el fin de evitar que esto suceda y tener una piel lo más confortable posible.

Y da igual la edad que tengamos 2, 5, 20, 50 o 70 años, hay que protegerse del frió, viento y cambio de temperatura.
En general algo básico es una buena hidratación y un estado óptimo de lípidos.

De una forma más específica os voy a dar algunos consejos que os puede ayudar a tener la piel espectacular en estos meses.

  1.  Hazte una higiene adecuada a tu piel y edad. De esta manera estará lista para regenerarse mejor y mantener durante más tiempo una piel equilibrada.
  2.  Limpiar y tonificar a diario y mañana y noche con limpiadores que sean apropiados para tu tipo de piel.
  3.  Hidrata y nutre a diario por las mañanas antes de salir de casa. El frío y el viento resecan la piel,  incluso puede agravar algunas enfermedades, como los eccemas. Al mantener un nivel optimo de hidratación minimizamos  la pérdida de agua de la piel y que por tanto no sufre menos.
  4. Usa sueros por la noche con alto contenido en principios activos. De esa forma vamos a favor con los biorritmos del cuerpos y ayudamos a fomentar lo que queremos mejorar.
  5.  Evitar ducharse con agua muy caliente o muy fría. Lo ideal es el agua tibia y no ducharse más de una vez al día, ya que esto aumentaría la deshidratación de la piel.
  6. Evita los cambios bruscos de temperatura, ya que esto aumenta la posibilidad de aparición de capilares dilatados (telangiectasias o arañas vasculares) en la cara (especialmente mejillas).
  7.  Cuida la alimentación. Aumentar el consumo de vitamina C y antioxidantes. No olvidar beber entre 1,5-2 litros de agua al día.
  8.  El invierno es la mejor época para realizar tratamientos despigmentante.
  9.  Protégete del sol. “Es tan importante como hacerlo durante el verano, ya que el efecto del sol sobre la piel produce un daño acumulativo y, por tanto, aunque la intensidad de los rayos sea mayor en verano, también hay que protegerse en invierno.
  10. Es la mejor época para realizarse cualquier tratamiento anti edad.

Espero que os haya ayudado. Si tenéis alguna duda por favor mandarme un correo, aquí estaré encantada de responderlo.

Ginebra