Kundalini Yoga y la Meditación

El Kundalini yoga es uno de los yogas más antiguos de los que tenemos escritos. Pero para empezar por el principio os haré un breve repaso de lo que es el yoga clásico.
La palabra yoga proveniente del sánscrito y significa unión. Esta técnica, o mejor dicho, este estilo de vida viene la India. Ha sido utilizada a lo largo de milenios para mejorar la salud, y combatir las causas del sufrimiento. Pero también para lo más importante,  acceder a estados elevados de conciencia.

Los rishis, son antiguos maestros de esta ciencia sagrada. Ellos observaron que a través de determinados ejercicios, posiciones corporales, patrones respiratorios, cantos y enfoques mentales, podían mejorar su salud. Pero no solo eso, también  incrementaron su energía y entrar en estados de conciencia de gran profundidad.

Varias escuelas

A lo largo del tiempo se desarrollaron numerosas técnicas, que se convirtieron en diferentes escuelas de yoga.

Según el método que utilizan se especializan más en una cosa o en otra: unas  se enfocan en posturas corporales llamadas asanas, otras en la repetición de sonidos con una carga vibratoria específica, otras en la concentración como apoyos para la meditación, y así sucesivamente.
Al Kundalini Yoga se le conoce como el yoga de la consciencia. Se centra en despertar el potencial del ser humano. A este potencial los yoguis llaman Kundalini, que significa, energía enroscada .

 

A nivel fisiológico  se le asocia con un flujo del sistema nervioso central.

Este, sube desde la base de la columna vertebral hasta los “centros superiores”: el cerebro y las glándulas pituitaria y pineal.

El Arte del Kundalini Yoga fue desarrollado hace más de 5.000 años por los sabios de la India y el Tibet.

Esta corriente de Yoga, abarca varias técnicas:

  • Pranayamas (ejercicios de respiración).
  • Bhandas (llaves corporales).
  • Kriyas (series de ejercicios).
  • Asanas (posturas).
  • Mudras (gestos de mano).
  • Mantras (entonación de palabras).

En las kriyas y meditaciones de Kundalini Yoga se hace uso de la visualización, proyección y atención concentrada. Con esto conseguimos obtener efectos específicos para activar y potenciar todos nuestros centros energéticos. A través de la práctica del Kundalini Yoga, puedes unir tu consciencia con la Consciencia Cósmica.

Por mucho tiempo el Kundalini Yoga se transmitió en forma restringida, de maestro a discípulo; hasta que un Maestro de Kundalini Yoga conocido en Occidente como Yogi Bhajan llegó a América en 1969. Movido por la intención de enseñar libremente esta tecnología como una herramienta útil para la humanidad.

Aparte de ser la primera vez que se enseñó en público. También fue la primera vez que esta enseñanza queda por escrito, y puestas a disposición de todos aquellos que deseen practicarlas.

La meditación en el Kundalini Yoga

La meditación en el Kundalini Yoga contiene herramientas concretas y prácticas que con cuidado y precisión apoyan la mente. Estas meditaciones guían el cuerpo a través del uso de la respiración, mantra, mudra, y el enfoque. El alcance y la variedad de técnicas de meditación en la tradición de Kundalini Yoga son realmente extraordinarios.
“La oración es cuando la mente está enfocada en un punto y el ser humano le habla al Infinito. La meditación es cuando la mente se vuelve totalmente limpia y receptiva, y el Infinito le habla al ser humano “. Yogi Bhajan

Yogi Bhajan transmite cientos de meditaciones adaptados a aplicaciones específicas. Hay meditaciones que reducen el estrés, trabajan sobre las adicciones, aumentan la vitalidad, limpian los chakras,…etc.
Hay muchos estilos y enfoques diferentes a la hora de meditar. Pero lo que diferencia la meditación en el Kundalini Yoga precisamente es el enfoque, su precisión , eficacia y practicidad.

Mucha gente piensa que meditar es dejar la mente en blanco y eso no es del todo cierto. La mente genera miles de pensamientos por segundo y solo somos conscientes de uno. Cuando te sientas en silencio y enfocas en tu interior, serás muy consciente de lo que pasa en tu mente.

Casi siempre tendrás distracciones pero déjalas pasar. Solo vuelve a conectarte con el presente, con la meditación que estas haciendo. Intenta no juzgar ese momento y lo más importante, ten paciencia contigo mismo.

Cuando consigues entrar en una Meditación con frecuencia puede ser una experiencia maravillosa. La mente meditativa se conecta rápidamente a nuestra conciencia más elevada. Pero también puede ser algo incómoda ya que es un proceso de limpieza.

Puedes encontrarte observando algunos pensamientos feos y muy desagradables mientras estás meditando.
Pero lo importante es seguir el ritmo! Estás limpiando y deshaciéndote de la negatividad que ha estado cubriendo la luz que está dentro de ti.

Minutos en la Meditación
La Ciencia Yóguica dice que hay una longitud determinada de tiempo necesarios para ciertos efectos deseados en la meditación. Por lo tanto , meditaciones y ejercicios ( en una kriya ) se llevan a cabo durante un período de tiempo especificado.
• 3 minutos : Afecta la circulación ( la sangre) y el campo electromagnético.
• 11 minutos : Cambia el sistema glandular y nervioso.
• 22 minutos : Balancea y coordina las tres mentes .
• 31 minutos : Afecta a todas las células y los ritmos del cuerpo y todas las capas de la proyección de la mente.
• 62 minutos : Cambia la materia gris del cerebro. Se integra el subconsciente “mente sombra” y la proyección exterior.
• 2 ½ horas : Contiene el nuevo patrón en la mente subconsciente de la mente universal circundante.

Ciclos de Meditación de la Transformación

El compromiso personal con una práctica diaria hace que el proceso de la meditación sea muy transformador. Este hábito cambiará nuestros hábitos e incluso nuestro destino. Podemos utilizar diferentes ciclos de la mente humana para ayudar a reemplazar los patrones de comportamiento no deseados con otros nuevos y más positivos.
Elige una meditación que se adapte a sus objetivos y / o te inspire.
• 40 días : Cambiar un hábito.
• 90 días Confirmar el hábito.
• 120 días : Usted es el nuevo hábito.
• 1.000 Días: Maestría del nuevo hábito.

Espero que os haya gustado y os animéis a experimentar la meditación. Todo un reto.
Ginebra Sat Karam