Tratamiento facial anti-edad

Hoy os voy hablar del tratamiento facial anti-edad unos de los más populares entre mis clientes. Por norma general nadie quiere envejecer, pero para mi, no se trata de eso, exactamente, se trata de envejecer lo más saludable que se pueda.

Es muy complicado tener una piel radiante, y estar mal por dentro. Ya que si tienes un problema emocional o físico, tarde o temprano se va a reflejar en tu piel.

Esto es una de las cosas que más me gusta de Natural Karam. Hay que equilibrar de dentro a fuera. 

Pero de eso os hablaré en otro post. Hoy me quiero centrar en el tratamiento facial anti-edad.

Gracias a Dios no todo el mundo es igual y cada vez hay más gente comprometida con su salud, alimentación y cuidados en general. Pero aun sigue siendo muy común que una clienta venga a la cabina dándote toda la responsabilidad de su rostro. Y digo esto no porque no me guste que confíen en mí para mejorar su piel, sino por que ni siquiera se desmaquillan por la noche.

Por favor muy importante limpiar la piel antes de dormir

Un buen profesional siempre va a tener recursos para equilibrar una piel y si no lo tiene deriva. Pero os aseguro que si en casa os cuidais un poquito los resultados son increíbles. Y de este modo cualquier tratamiento facial anti-edad será mucho más efectivo.

Aquí os dejo unos consejos básicos para alargar ese tan famoso tratamiento facial anti-edad. No importa si tu piel es madura o joven, grasa, mixta, seca o sensible hay que cuidarla y mimarla como se merece. Y como dice mi madre, mas vale prevenir que curar.

  1. Limpia tu piel a conciencia antes de dormir y al levantarte. Sobre todo si te has maquillado.
  2. Déjate asesorar por tu profesional de cabecera. Ella o él sabrá qué productos necesita tu piel.
  3. A medida que pasa el tiempo, tu piel necesita fórmulas más potentes y puede ser que sus necesidades cambien.
  4. Protégete del sol SIEMPRE. los rayos UVA, responsables del fotoenvejecimiento, atraviesan también las nubes y los cristales y llegan a las capas profundas de la piel, donde dañan el ADN celular.
  5. Mantener siempre la piel hidratada es imprescindible para tener una piel sana. Al estar hidratada se hace más resistente a las agresiones externas. Por cierto si tu piel está tirante, con acné o tienes muchos brillos,quizás no estás utilizando la crema adecuada…
  6. Una vez al mes acude a tu esteticista de confianza y que te haga una limpieza facial. Con esto ayudaremos a que la piel se regenere.
  7. Comer de una forma equilibrada ayuda mucho. El azúcar y las grasas saturadas aumentan los radicales libres y nos hacen parecer mayores de lo que realmente somos. De hecho, puede que estás tomando más azúcar de lo que crees… En cambio, una alimentación variada y rica en antioxidantes naturales (verdura, fruta fresca, pescado azul) retarda el envejecimiento de la piel.
  8. Haz deporte, el que quieras, yoga, pesas, correr….pero muévete. Hacer deporte mejora la circulación sanguínea (la llegada de nutrientes a la piel) y linfática (la eliminación de las sustancias de desecho).
  9. Respetar las horas de sueño que tu cuerpo necesita es muy importante. Tu piel se verá descansada y favorecerá la renovación celular.
  10. Si necesitas adelgazar, no lo hagas de forma brusca. Se acentuará la flacidez de la piel ya que la piel no se retrae completamente y se descuelga.
  11. El sistema nervioso y la piel están conectados así que cuando eres feliz se fabrican endorfinas, que estimulan a los fibroblastos de la piel y estos refuerzan la barrera cutánea, neutralizan radicales libres, mejoran la circulación… En definitiva, la felicidad te embellece.

Son cosillas básicas que verás el antes y el después . La piel es muy agradecida en cuanto le das lo que necesita los cambios son increíbles.

Espero que os haya ayudado a entender lo importante que es el trabajo en casa. Y os haya motivado a generar una rutina de cuidados para vuestra piel.

Un abrazo

Ginebra Sat Karam